Si nunca has visitado un podólogo, tendrás muchas preguntas, qué hace este especialista, cómo tienes que ir preparado o qué tratamientos me realizarán. Nosotros te contamos las claves, para que tu primera visita, lejos de ser una sorpresa, sea una gran experiencia.

1. ¿Qué hace un podólogo?

Lo primero que debes saber es claramente el papel del podólogo en tu salud. No debemos confundirlo con creer que vamos a un salón de belleza a que nos realicen la pedicura, sino que vamos a un centro en el que se trabajará la salud de nuestros pies.

2. ¿Qué dolores son los más frecuentes?

Lo primero que debes saber es claramente el papel del podólogo en tu salud. No debemos confundirlo con creer que vamos a un salón de belleza a que nos realicen la pedicura, sino que vamos a un centro en el que se trabajará la salud de nuestros pies.

3. ¿Puede tratar mi sudoración?

Por supuesto, la hiperhidrosis es algo a lo que el podólogo te puede ayudar, y también solucionará sus consecuencias como el exceso de olor (bromhidrosis).

4. Conoce tu historial

Además de recordar posibles problemas que hayas tenido anteriormente en los pies, es fundamental que recuerdes los nombres de los medicamentos que estás tomando actualmente y conocer tus alergias o enfermedades, ya que esto ayudará mucho a elegir un tratamiento u otro.

5. Cuidados previos

Aunque creas que es buena idea traer los pies bonitos, te recomendamos que vengas sin esmalte en las uñas y sin cremas hidratantes, para así poder ver la realidad de la salud de tu piel.

6. Ropa cómoda

Si acudes a consulta para realizarte un estudio de la pisada, te recomendamos traer ropa cómoda como pantalones cortos, para hacer el tratamiento más ameno, ya que la ropa ajustada puede condicionar tu movimiento.

7. Tu calzado de siempre

Es aconsejable que traigas tus zapatos habituales para que podamos ver los desgastes y evaluemos las zonas de dolor. Además, también podremos valorar si ese calzado es adecuado para ti o no.

8. Un dato curioso

Antes a los podólogos se les llamaba callistas, y los somos, junto a médicos, enfermeras y odontólogos, los únicos sanitarios que podemos recetar fármacos.

9. Algunos consejos para el cuidado

Debes lavar tus pies diariamente, secarlos con cuidado y cortar las uñas de manera recta para evitar las uñas encarnadas, ya que al recortarlas redondas hay más probabilidad de superficie de encarnarse.

10. ¿Cuándo debo acudir al podólogo?

Quizá la pregunta más importante es cuándo acudir, y la respuesta es clara, si notas un cambio en la salud de tus pies, como en la coloración de las uñas, dolor al apoyar, o durezas molestas, debes acudir para solucionar el problema cuanto antes. Además, recomendamos acudir a consulta al menos una vez al año para también poder prevenir problemas futuros. Con todos estos datos, estás preparado para tu primera visita al podólogo. En Sánchez podólogas somos especialistas en la salud de los pies. Si quieres hacernos una visita, pide cita en nuestra clínica y te atenderemos con toda la profesionalidad que tú y tus pies merecéis.